21 de mayo de 2015, jueves – La visita

La cantidad de informaciones que recibimos últimamente es cada vez mayor y tenemos que poner atención en no pasar por alto ninguna de ellas. Cada noticia que llega me atraviesa el corazón, pues el tema principal es ahora la llegada del ataúd con los restos mortales de Jens, tan deseada como temida. . . El entierro se aproxima a grandes pasos.
Me invade el miedo.
Desde hace unos días estamos en poder de un llamado ´certificado de inhumación`, que nos ha enviado la Fiscalia de Düsseldorf. En él pone: »Se autoriza la inhumación. No hay nada en contra de una eventual incineración“. Debajo está el el nombre de nuestro hijo, así como su fecha de nacimiento. Hasta ahora nunca había visto un documento semejante. Por internet me entero de que: »Cuando una persona no ha fallecido de muerte natural, se requiere un certificado de inhumación expedido por la Fiscalía correspondiente, a fin de poder realizar la inhumación de la urna“ . Tengo la impresión de que todavía nos va a llegar un montón de documentos de cuya existencia hasta ahora no sabíamos nada.
Casi al mismo tiempo recibimos idénticas informaciones, algunas ligeramente ampliadas, provenientes de diversas organismos (Germanwings, el representante especial del Gobierno federal, la Fiscalía francesa y la alemana , el consulado alemán en Marsella, etc). Los colocamos como las piezas de un puzzle para que no se nos escape nada. Todo lo hacen con buena intención, pero nos causa una enorme fatiga.
La novedad más importante es que la comisión de identificación ha validado la identificación de los 150 ocupantes del Airbus de Germanwings, con lo cual han podido ser firmados los certificados de defunción correspondientes. El fiscal francés nos invita a asistir a un acto de información que tendrá lugar en París.
En realidad yo había esperado que nos escribiesen una carta más personal, en la que nos comunicasen el fallecimiento y la concordancia del ADN de uno de los pasajeros con el de nuestro hijo, mencionando su nombre. ¿Es pedir demasiado?
Lufthansa ofrece a los familiares encargarse de la repatriación de las víctimas a su respectivo país de origen y ocuparse asimismo de las cuestiones administrativas correspondientes. Afirman que lo harán todo atendiendo a nuestros deseos. Su oferta se extiende también a contratar los servicios de una empresa francesa de pompas fúnebres. Suponemos que el traslado del ataúd es una operación bastante complicada que probablemente exige un gran número de documentos. Así que aceptamos su ofrecimiento. Aparte de que no nos sentimos capaces de organizar personalmente todas estas cosas. No nos sentimos con fuerza, ni siquiera con fuerza física.
Los compañeros de trabajo de mi marido vienen a visitarnos por primera vez después del accidente. Nos traen una enorme cesta llena de frutas y la colocan sobre la mesa de la cocina. Seguro que nos vendrán bien. Quizá las vitaminas nos ayuden a luchar contra la falta de energía y la apatía que sentimos.
Tomamos asiento en el salón. Nos transmiten su condolencia y la de los otros empleados. Intercambiamos las típicas frases vacías.
De repente, Jasmin dice:
-Antes de venir nos hemos preguntado cómo debíamos comportarnos ante vosotros. Es difícil, ya que lo que ha sucedido es tan espantoso. Nos faltan las palabras. Estábamos inseguros, pero hemos venido y aquí estamos.
Me gusta mucho su sinceridad.
-Lo mejor es que actuéis como siempre. No tenéis que tratarnos con guante blanco. Hablad o escuchad, ni más ni menos –le respondo. Y añado: -y si de pronto me echo a llorar, tomadlo como algo normal en esta situación.
La conversación se pone en marcha. Hablamos mucho sobre la muerte de nuestro hijo y sobre la inminente repatriación de sus restos mortales; les contamos de Le Vernet, etc.
Después tratamos también de cosas que no tienen nada que ver con la tragedia. Me doy cuenta de que la visita nos hace bien y nos ayuda a distraernos. Incluso somos capaces de reír.
Esa misma noche comemos ya algunas frutas de la cesta.

© Brigitte Voß / Traducción: Aurora de la Válgoma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s