5 de junio de 2015, jueves – 2º encuentro de los allegados de las víctimas organizado por la Asistencia Pastoral en Düsseldorf (2)

Los expertos entran: J. Reuß (Oficina Federal para la investigación de accidentes aéreos –BFU-), St. Rudolph, alto funcionario retirado (representante especial designado por el Gobierno alemán como persona de contacto de los familiares de las víctimas del accidente del vuelo 4U 9525, ocurrido el 24 de marzo de 2015); Dr. A. Schmidt (miembro de la Dirección General de Germanwings), S. Hammer, M. Rein (Post Emergency Organization de Germanwings, es decir, que se ocupan de lo que hay que organizar cuando se han producido casos de emergencia).
El señor Reuß es el primero en intervenir. Nos informa de que las autoridades alemanas están participando en las investigaciones para determinar la causa del accidente y en las indagaciones del desarrollo de los hechos en Francia. Comunica que los franceses han previsto publicar su informe final aproximadamente dentro de un año. El informe constará de entre 80 a 100 páginas
Añade que todavía no está claro hasta qué punto los familiares de las víctimas podrán examinar el material fotográfico de la zona del accidente que no está previsto mostrar al público.
Escuchamos sus palabras con gran interés; responde con coherencia a todas nuestras preguntas.
Acto seguido, el señor Rudolph, representante especial del Gobierno federal, se dirige a nosotros. Da el pésame a las familias, como también hacen todos los demás expertos, en su propio nombre y en nombre del Gobiernon y de la canciller alemana. Nos dice que ha sido designado por el Gobierno federal como persona de contacto, a fin de que todos nosotros tengamos un interlocutor al que dirigirnos.
A continuación, toman la palabra los representantes de Germanwings. Nos indigna que hayan pospuesto la repatriación de las víctimas por tiempo indefinido.
Algunos de los familiares alegan que ya han fijado la fecha del entierro. Esto significa que las personas del extranjero que quieran participar en las exequias tendrán que anular los vuelos, ya previamente reservados. Todo esto me sorprende, pues los documentos requeridos (el certificado de defunción, etc) todavía se encuentran en Francia. No obstante, la mayoría de los allegados alemanes proviene de Renania del Norte-Westfalia. ¿Es que los de Sajonia estamos marginados? (En aquellos momentos no teníamos ni idea de que nuestra sospecha se iba a confirmar poco tiempo después).
Entretanto, nos hemos enterado de que la repatriación de los restos mortales se retrasó porque los documentos necesarios contenían errores de traducción, así como faltas de ortografía.
Toda esta incertidumbre de los últimos días nos ha afectado mucho a todos. Los ánimos están irritables y el ambiente es tenso.
Después de una larga pausa para tomar café, los representantes de Germanwings anuncian que el 9 de junio por la noche llegarán al aeropuerto de Düsseldorf 30 féretros provenientes de Marsella. Está previsto que al día siguiente tenga lugar una ceremonia con todos los familiares reunidos ante los féretros. Nos dicen que si lo deseamos también se puede celebrar una ceremonia similar en otros lugares. Como la compañía de pompas fúnebres francesa necesita tiempo para introducir en los ataúdes los restos mortales, que antes habrá que meter en un recipiente de zinc herméticamente soldado, los restos de las otras víctimas en sus respectivos ferétros irán llegando a Alemania y a sus lugares de origen sucesivamente.
El señor Rein y la señora Hammer nos aseguran que la repatriación de Jens hasta el aeropuerto de Leipzig-Halle tendrá lugar dentro de los próximos siete días. Por su parte, Melanie se dirige al Dr. Axel Schmidt para expresarle su deseo de acompañar el féretro de Marsella a Leipzig, a lo que él promete su apoyo.
Estamos contentos de poder recibir ya muy pronto a nuestro hijo para poder enterrarle, y nos satisface además que llegue a Leipzig. Ya hemos tenido que esperar demasiado tiempo. Este estado de incertidumbre nos resulta insoportable.
La reunión llega a su fin y salimos del hotel muy animados. Vamos a casa de Melanie, donde nos quedamos dos días más. A última hora de la tarde damos un paseo por la orilla del Rhin y terminamos la jornada con una cena fría y una cerveza típica de Düsseldorf.

© Brigitte Voß / Traducción: Aurora de la Válgoma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s